¿Qué es un implante?

Cuando se pierde una pieza dentaria perdemos la función, capcidad masticatoria y la estética. También se altera la posición de las piezas vecinas. Todo esto facilita que puedan producirse caries, enferemedades de las encías e incluso problemas en las articulaciones de la mandíbula.

Los implantes son fijaciones de titanio que se colocan en el hueso y que servirán como raíces para colocar los dientes.

Al estar en contacto íntimo con el huso se comportan de manera muy similar a las raíces para colocar los dientes. Sobre estas raíces se colocará la prótesis de manera que no habrá que tocar o desgastar los dientes próximos. Podemos reponer desde una sola pieza dentaria hasta la boca completa.

Rechazo de un implante

Al estar fabricados en titanio la respuesta del organismo es excelente. La superficie del titanio tiene un tratamiento específico para mejorar aún más la interacción con el hueso (osteointegración).

Sabemos que el titanio es totalmente biocompatible y no existen reacciones alérgicas, por lo cual no existe el rechazo.
El titanio se emplea ampliamiente en el campo médico: prótesis de cadera, válvulas cardíacas tornillos, placas factura, etc. Lo que sí puede haber es una falta de integración, de cicatrización del implante, aunque es una situación que ocurre en un bajo porcentaje (menor al 5%). En estos casos donde se produce una falta de integración, ese implante se sustituye por otro.

Proceso

Se ha de ver al paciente, explorarlo y hacer una historia clínica, conocer su estado general y recomendar las pruebas diagnósticas. Éstas van desde radiografías intraorales hasta radiografías panorámicas y scanner (TAC) según los casos.

También tomamos fotos y moldes de la boca para hacer un diagnóstico preciso y elaborar un plan de tratamiento totalmente personalizado. A partir de aquí el proceso varía mucho de un paciente a otro.

Podríamos establecer la siguente pauta de actuación:

  1. Colocación del Implante
    Pequeña intervención quirúrgica en condiciones de esteralidad. Solemos usar sedación para mejorar el confort del paciente. Contamos con un médico anestesista para administrarla.
  2. Se deja reposar el implante entre 2 y 6 minutos.
  3. Conexión de pilares
    En algunas ocasiones es necesario hacer una pequeña intervención para conectar el implante a unos pilares que salen sobre la encía para que ésta cicatrice alrededor.

Prótesis

Los implantes pueden ser utilizados para resolver muchos casos clínicos, desde la reposición de una sola o más piezas dentarias ausentes sin necesidad de desgastar los dientes vecinos para el uso de prótesis fijas, hasta para desdentados totales de uno o ambos maxilares , permitiéndole reemplazar las prótesis completas removibles por prótesis fijas sin los molestos y a veces dolorosos paladares.

También podemos utilizar los implantes en pacientes desdentados totales para retener y estabilizar las prótesis completas, es lo que llamamos sobredentadura. En esta situación el paciente se puede quitar las prótesis para limpiarlas pero en ningún caso se moverán en su vida normal, al comer, hablar, reír o incluso estornudar. Dejan de ser un problema ya que la sobredentadura en ningún caso “baila” en la boca.

Mínima Intervención: Carga Inmediata

Nuestra filosofía de trabajo es ser lo menos invasivos posible, es decir, reducir al máximo el número de intervenciones. De esta manera, siempre que sea posible, el paciente tendrá un solo proceso post operatorio. Cuando las circunstancias son favorables realizamos en la misma intervención las extracciones dentarias necesarias y la colocación de los implantes, técnica conocida como implante post-extracción. En algunas ocasiones en esa misma intervención pondremos una prótesis fija provisional conectada a los implantes, así el confort del paciente es mucho mayor ya que no hacemos uso de aparatos “de quita y pon” durante el tiempo de cicatrización de los implantes.