Acerca de las Prótesis

La Prótesis es la parte de la odontología que se encarga de restaurar la función y la estética de la sonrisa reponiendo las piezas dentales ausentes o muy deterioradas.
Cuando queremos reponer piezas dentales ausentes antes debemos revisar el estado general de la salud de la boca. El estado de las encías es fundamental: los tejidos que rodean y soportan los dientes deben estar sanos (sin inflamaciones o infecciones). También hay que resolver antes los problemas que pueden tener los dientes como caries, tratamientos del nervio etc.
Las prótesis han evolucionado mucho en los últimos años, desde la aparición de los implantes tenemos opciones nuevas de tratamiento, lo que no quiere decir que la prótesis tradicional haya perdido valor.
Como todos los tratamientos, las prótesis fijas y removibles necesitan ser revisadas al igual que los dientes que la soportan.

Recuerda consultar a tu odontólogo cada 6 semanas para revisiones.

Prótesis completa

Cuando en la boca no queda ninguna pieza dental podemos colocar una dentadura o prótesis completa, es una opción para adultos mayores que hace años disfrutan de este tipo de prótesis. Como no llevan ninguna sujeción necesitan un tiempo de adaptación.

Prótesis parcial

Son prótesis removibles que podemos colocar cuando aún quedan algunas piezas dentales, las cuales son utilizadas para estabilizar la prótesis. Pueden ser totalmente hechos de resina o llevar una estructura metálica.

Prótesis fija

Como su nombre lo indica es una prótesis que el paciente no puede retirar, va cementada sobre las piezas dentales.
La realizamos cuando una pieza está muy deteriorada por caries o fractura, tiene tratado el nervio o deseamos cambiarle el aspecto la posición o la forma. Esto es lo que llamamos funda o corona.
También se utiliza para reponer piezas dentales ausentes, si tenemos dientes a los lados para sujetarlo, habitualmente llamado puente.
Para colocar una corona o puente las piezas que lo soportan deben preparase previamente: hay que “limarlos” para hacer espacio. Este procedimiento no debe perjudicar ni al diente ni a los tejidos de soporte.
Es importante la precisión y el ajuste de las estructuras para no dificultar la higiene.

Carillas

Las carillas son pequeñas láminas de cerámica o resina que se cementan a los dientes, previamente preparados, para restaurarlo. Se utilizan generalmente con el fin de mejorar la estética cuando los dientes son oscuros, tienen una forma inadecuada o están levemente mal mosicionados.